The Blog

Qué es el marketing de contenidos.

Qué es el marketing de contenidos

En muchas ocasiones se confunde el marketing de contenidos con el Inbound Marketing. Sin embargo, no debemos confundir ambos términos. ¿Por qué? Porque mientras el Inbound Marketing es un enfoque global que permite relacionar el proceso de ventas con el de compras, el marketing de contenidos es una de las disciplinas que se utilizan para alcanzar ese objetivo y también se puede plantear como otra estrategia paralela y/o complementaria.

Como su nombre indica, el marketing de contenidos se centra en la elaboración estratégica de contenido de diferente tipo, en base a la fase del proceso de compra en la que se halla nuestro consumidor o cliente ideal, con el objetivo de incidir en él y conseguir que avance en las diferentes etapas del proceso.

 

Proceso de compra & Proceso de venta

Básicamente, el proceso de compra de un consumidor o cliente ideal tiene cuatro fases principales:

– Consciencia. Es la fase en la que el consumidor se plantea preguntas con las que pretende resolver un problema o cubrir una necesidad de la que es consciente. En esta primera fase, las búsquedas del consumidor se centran en expresiones que ayuden a identificar el problema y cómo resolverlo.

– Investigación. Una vez consciente de su necesidad, comienza una fase de búsqueda e investigación en la búsqueda de respuestas o soluciones. Analiza y busca opciones muchos más concretas con expresiones del tipo “solución para”, “servicio de”, “proveedor de”, etc.

– Consideración. Realizada esa investigación, realiza una selección de opciones y compara entre ellas, revisa reseñas, opiniones, testimonios…

– Decisión / Acción. Es la fase final, en la que se decide por un producto o servicio y realiza la acción de contratación o compra.

marketing contenidos

Entre cada una de estas fases se intercalan las cuatro etapas de proceso de venta:

– Atraer. Obtener visitas para poder presentar nuestros servicios o productos que pueden cubrir la necesidad del consumidor.

– Convertir. Convencer con nuestras propuestas para convertir esas visitas en contactos (lead) de clientes potenciales.

– Cerrar. Conseguir que esos contactos pasen a ser clientes.

– Deleitar. Continuar aportando valor (fidelizar) a ese cliente para que nos siga comprando.

El marketing de contenidos en el proceso de venta

Tradicionalmente, y de forma generalizada, el marketing de contenidos se ha asociado dentro del proceso de venta únicamente con la fase de Atraer. Sin embargo, también puede y debe ser utilizado en el resto de las fases.

Así, en la fase de consciencia, nuestro objetivo será ayudar al consumidor a identificar ese problema o necesidad, realizando contenidos con temáticas que expliquen por qué debe resolver esa situación a través de artículos generales publicados en nuestro blog sobre determinada temática o situación, eBooks, infografías, vídeos. En las fases de investigación y consideración nos centraríamos en contenidos que den forma a cómo solucionar ese problema o necesidad: contenidos del blog más específicos, webinars o seminarios (con la participación de expertos), etc. Y en la fase de decisión, en la que el consumidor debe tomar una decisión final sobre qué servicio o producto va a elegir, es conveniente realizar contenidos centrados en explicar qué es lo que ofrecemos y por qué la opción que les presentamos es mejor a otras: vídeos de testimonios de clientes, recopilación de opiniones, guías de uso de producto o servicio, demostraciones, etc.

Y estos contenidos y acciones que podemos utilizar, los pondríamos en marcha, de acuerdo con cada una de las fases del proceso de ventas, a través de canales y acciones como:

1.- Atraer

– Web. La web es punto de partida y llegada de nuestra presencia en Internet, el punto de partida de la comunicación con nuestros clientes y el de llegada de todos los que buscan información sobre sus productos y su actividad. Es nuestro escaparate hacia el exterior.

– Blog. En muchas ocasiones nos encontramos con clientes que nos preguntan ¿Por qué tener un blog en mi página web? Recuerda que el blog es una pieza fundamental para conectar con clientes y prescriptores.

– SEO. Muchas veces nos preguntan y esto del SEO qué es, para qué sirve, … y la respuesta es para “atraer clientes”, también es posible o seguro que en algunas de las otras etapas se repita este tipo de “acción” – estrategia – pero es muy importante y siempre bajo una definido plan de marketing marcar los puntos fundamentales para una estrategia SEO según sea el proyecto y los objetivos.

– Publicaciones y publicidad en Redes Sociales. Las redes sociales son el canal más apropiado para difundir nuestra propuesta de valor, nuestro concepto de marca y nuestro mensaje. Es decir, son el medio idóneo para dar visibilidad a los contenidos sobre nuestros servicios y productos.

2.- Convertir / Convencer

– Landing Page. Te puede interesar esta entrada del blog titulada ¿Por qué crear una landing page? en la que te explicamos qué es una landing page, cuáles son los elementos principales que debe tener y, lo más importante, qué objetivos perseguimos con una landing page y sus ventajas.

– CTAs. Las llamadas a la acción (Calls To Action) son contenidos breves (en algunos casos simples botones en los que clicar) que ayudan a captar a ese cliente potencial todavía indeciso pero que se ha sentido atraído por nuestra propuesta.

– Webinars y Testimonios. La organización, por ejemplo, de seminarios (webinars) de formación se han convertido en una de las acciones fundamentales a través de las que convertir y convencer. Así mismo, los vídeos de testimonios de clientes son una pieza clave que aportan confianza.

– SEO. Si, se repite, claro, en esta fase como en algunas otras el SEO vuelve a jugar su papel en una estrategia de marketing digital. Nos sirve para reforzar y volver aparecer en las búsquedas (SERP) de aquellos posibles clientes que continúan buceando en la Red.

– SEM o Social Ads. La publicidad online nos ofrece muchas mas posibilidades de conversión que la publicidad offline, gracias a la segmentación del público al que nos queremos dirigir en la fase del proceso de venta en el que nos encontremos.

3.- Cerrar

– Email Marketing.

– Retargeting.

– SEO – SEM

– Promociones. Publicidad en RRSS. Programática.

4.- Deleitar / Fidelizar

– Email Marketing a la base de datos de clientes.

– Contenidos exclusivos.

– Descuentos especiales.

– Servicio de atención al cliente. La experiencia de compra del cliente nos ayudará a comprenderle mejor y implantar acciones de mejora.

Como habrás visto, no existe el tipo de contenido perfecto para cada fase. La clave es alinear esos contenidos con el momento o fase del proceso de compra en el que se halla el consumidor con el objetivo en cada una de ellas de:

1.- Consciencia – Atraer / Conseguir tráfico

2.- Consideración / Investigación – Conseguir posibles clientes

3.- Decisión – Pasar de posibles clientes a clientes / Ventas

4.- Retención – Fidelizar / Conseguir prescriptores

Y para hacerlo, lo más conveniente es realizar dentro del Plan de Comunicación de la empresa un plan de contenidos en base a un diagnóstico previo para saber:

– Con qué contenidos podemos contar (qué y cómo lo hacemos habitualmente).

– Cuál es nuestra capacidad de producción de esos contenidos.

– Cómo actúa la competencia, qué debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades tenemos (análisis DAFO).

– Quién es nuestro cliente habitual, qué le preocupa y necesita, y cómo nos dirigimos a él (definir nuestro buyer persona).

 

Y después establecer, definir y analizar:

– Cuáles son nuestros objetivos.

– Planificar y producir los contenidos con unas temáticas alineadas con los intereses y necesidades de nuestros consumidores / clientes.

– Qué canales vamos a utilizar para su difusión (en qué redes sociales, por ejemplo)

– Un calendario editorial para la publicación de esos contenidos y su promoción.

– Analizar resultados y objetivos, evaluar y, si es el caso, modificar o readaptar nuestros contenidos.

With Marketing queremos ser tu departamento de Comunicación y Marketing para acompañarte en el camino para alcanzar tus objetivos. Somos una agencia de Comunicación y Marketing en Navarra multidisciplinar para ayudarte a diseñar y desarrollar la web de tu empresa, su imagen corporativa, gestionar las redes sociales, elaborar contenidos… y todas aquellas acciones que necesita tu empresa en el área de Comunicación y Marketing, estableciendo objetivos, diseñando una estrategia y midiendo los resultados.

Con nosotros puedes llegar a tener tu propio Departamento de Comunicación y Marketing, con un equipo de profesionales a tu disposición que te apoyará en la consecución de tus objetivos empresariales desarrollando de forma adecuada y ordenada las acciones necesarias: Trabajamos desde la cultura y filosofía de tu empresa.

¡Hablemos!

 

5 etapas para establecer un Plan de Comunicación.

5 etapas para establecer un Plan de Comunicación

Acaba el verano y ya estamos a punto de volver al “lío”. ¿Has tenido tiempo para reflexionar sobre la importancia que tiene para tu empresa la Comunicación y el Marketing? Si todavía no lo has hecho, o si has reflexionado y no tienes claro por dónde empezar lo que sería el planteamiento base para diseñar el futuro Plan de Comunicación de tu empresa, te proponemos recorrer este camino en 5 etapas. Un camino con el que llegarás a conocer cuáles son tus necesidades y qué precisarías tener para ponerte en marcha.

Empezamos por fijar los objetivos

Partimos desde el principio. Un Plan de Comunicación es el documento con el que estableceremos la estrategia comunicativa de nuestra empresa: qué acciones llevaremos a cabo, a quién las dirigiremos y cómo y cuándo lo haremos para alcanzar los objetivos que nos hemos marcado conseguir.

Un planteamiento que parece sencillo, pero que nos llevará tiempo. Tiempo que también nos servirá para conocer mejor la situación de nuestra empresa frente a la competencia, analizar con mayor profundidad a nuestro cliente, definir el mensaje que queremos trasladar, plantearnos cómo lidiar en situaciones de crisis… Con todos estos elementos podremos, posteriormente, diseñar una estrategia y evaluar qué presupuesto deberemos dedicar.

Como veis, el inicio de todo Plan (ya sea de Comunicación, de Marketing… o cualquier otro) es establecer cuáles son los objetivos que queremos conseguir, para después desarrollar el cómo lo vamos a hacer. Sin olvidar que objetivos y Plan deben estar alineados y formar parte de nuestra estrategia empresarial.

En Comunicación podemos plantearnos varios objetivos:

– Reforzar el branding o imagen de marca.

– Aumentar la visibilidad, notoriedad y reputación.

Fidelizar a nuestros clientes.

Primera etapa. Dos primeros pasos ya conocidos…

Nos ponemos en marcha intentando conocer un poco más cuál es la realidad de nuestra empresa. Para ello (y a pesar de que parezca un punto recurrente) lo mejor es sentarnos, ser sinceros y tratar de establecer cuáles son las nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Sí, un análisis DAFO (que tanto hemos escuchado pero que es fundamental), tanto de nuestra situación interna (debilidades y fortalezas) como externa (amenazas y oportunidades).

Conocer en qué fallamos, en qué somos mejores que la competencia, qué variables externas pueden afectar o beneficiar a la evolución de nuestra empresa es fundamental para definir una base en la cual se va a desarrollar la estrategia de nuestro Plan de Comunicación.

Algo más arriba hemos comentado la necesidad de establecer los objetivos que queremos conseguir y que deben estar alineados con la estrategia global de nuestra empresa. Pues bien, imaginamos que también conoceréis el acrónimo SMART (por sus siglas en inglés), que podemos traducir como los objetivos que nos planteemos deben ser Específicos (concretos), Medibles, Alcanzables (establecer objetivos inalcanzables solo nos reportará frustración), Relevante y limitados en el Tiempo (tenemos que fijar un periodo temporal para alcanzarlos, tras el cual realizar un análisis y valoración de lo logrado).

Segunda etapa. A quién nos dirigimos y cómo

La segunda etapa de nuestro camino para desarrollar el Plan de Comunicación de nuestra empresa tendrá como objetivo analizar quién es nuestro cliente y nuestro público objetivo. Conociéndolo en profundidad tendremos claro cómo y de qué manera dirigirnos a él.

“Conozco perfectamente quién es mi cliente”. Esta es una sentencia que escuchamos habitualmente y que, en gran medida, es cierta. O, mejor dicho, se acerca a la realidad. Es posible que conozcamos a quien nos compra, pero ¿conocemos cuáles son las características comunes de nuestro público objetivo, sea o no cliente? ¿Sabemos cuáles son sus aficiones? ¿Cuáles son sus conductas, objetivos, necesidades y responsabilidades en el ámbito laboral? Y si es ya cliente ¿qué es lo que le gusta y lo que no de nuestra empresa, producto o servicio? ¿Cómo se relaciona con nosotros? ¿Cuáles son sus motivaciones para mantener una relación de “fidelidad” con nuestra empresa?

Analizar y responder a estas cuestiones nos ayudará a establecer nuestro “buyer persona” o perfil de cliente ideal, y a definir cómo debe ser nuestra estrategia de comunicación para satisfacer sus necesidades.

Dibujar el perfil de nuestro cliente ideal nos ayudará, además, a determinar y adaptar el mensaje que le queremos trasladar.

Tercera etapa. Comunicación interna y externa

No hay un buen Plan de Comunicación que no se plantee en dos direcciones: Comunicación Interna y Comunicación Externa. Una empresa que dentro de su Plan no se plantee llevar a cabo acciones internas de comunicación estará perdiendo una gran oportunidad de potenciar la comunicación externa. Dentro del mundo de la Comunicación se dice que una mala o inexistente comunicación interna conlleva una comunicación externa deficiente.

Está claro que existen áreas de la empresa que tienen un papel más activo y protagonista en materia de Comunicación (caso del departamento comercial o de recursos humanos), pero para que ésta sea eficaz, única y uniforme (tanto interna como externamente) debe estar coordinada al más alto nivel. La Comunicación es responsabilidad de toda la empresa, y para ello hay que tener un plan de Comunicación Interna para que todas las personas que forman parte estén alineadas con los objetivos de la empresa. Tengamos en cuenta que los empleados de una compañía son sus mejores portavoces y la fuente de información más creíble para sus conocidos y allegados.

En el plano de la Comunicación Externa, por su parte, tiene como objetivo establecer cómo llegar a nuestro público objetivo. Para ello, debemos definir las acciones que llevaremos a cabo, a quién las dirigiremos y por qué canales lo haremos. Por ejemplo, en el plano online tendríamos que definir las acciones que haremos a través de nuestra web, nuestro blog, las redes sociales en las que estamos presentes, etc. Y en el plano offline, las que nos planteamos a través de los medios tradicionales (prensa, radio, televisión): notas de prensa, entrevistas, reportajes, publicidad… Así como la organización de posibles eventos, acciones directas con nuestros clientes, folletos, cartelería…

Cuarta etapa. Estar preparados

El concepto de “modernidad líquida” acuñado por Zygmunt Bauman para definir el estado fluido y volátil de la sociedad actual, lo tenemos hoy más presente que nunca. Una “fluidez” que puede afectar en cualquier momento y en cualquier entorno (entorno online y offline) al sector en el que operamos y/o a nuestra empresa en particular.

Por ello, dentro del Plan de Comunicación que desarrollemos debemos tener un espacio para elaborar un Plan de Crisis que establezca cómo y cuándo actuar si llega ese momento. En este sentido, si hemos tomado en serio la Comunicación Interna, tendremos un punto de apoyo muy importante, ya que en situaciones de crisis el potencial de difusión positiva de imagen de los propios empleados es todavía más elevado.

En cualquier caso, ante una situación de crisis nuestro plan deberá definir un protocolo de actuación, quién estará al frente y cómo y cuál será nuestra actuación comunicativa en esos momentos, con su posterior seguimiento y evaluación. El objetivo debe ser tener capacidad de reacción y transmitir transparencia (no olvidemos que lo que en un inicio es un problema se puede convertir en una oportunidad), reconociendo errores en el caso de que los haya habido y explicando las medidas que vamos a tomar para solucionarlos y para evitar que se vuelvan a producir.

Quinta etapa. Plan de acción y presupuesto

Y para la quinta etapa, dejamos lo más interesante para quienes nos dedicamos a la Comunicación: establecer el plan de acción y establecer el presupuesto que necesitamos.

En este momento tenemos que concretar las acciones que vamos a realizar para conseguir los objetivos planteados en el Plan de Comunicación: acciones de marketing y publicidad, acciones de comunicación a través de nuestros medios digitales (web, blog, redes sociales…), acciones en medios de comunicación (tanto en el entorno online como offline), eventos, acciones directas con clientes, etc.

Una vez definidas estas acciones habrá que establecer qué necesitamos para desarrollarlas, quiénes son los responsables de llevarlas a cabo y el calendario para su ejecución. Todo ello nos facilitará poder realizar una evaluación económica para determinar el presupuesto necesario para ello.

Final… y principio del trayecto

Un Plan de Comunicación es un “ente vivo”. ¿Qué quiere decir esto? Que una vez que hayamos llegado a la quinta etapa habrá llegado el momento de medir, analizar, evaluar… y modificar o readaptar nuestro Plan de Comunicación a nuevos objetivos o necesidades. No olvidemos que en Comunicación los mensajes importantes hay que comunicarlos varias veces, de formas diferentes y a través de distintos canales, para que nuestra marca, imagen producto o servicio lleguen con más fuerza a nuestro público objetivo.

Déjanos acompañarte en este camino

With Marketing queremos ser tu departamento de Comunicación y Marketing para acompañarte en el camino para alcanzar tus objetivos. Somos una agencia de Comunicación y Marketing en Navarra multidisciplinar para ayudarte a diseñar y desarrollar la web de tu empresa, su imagen corporativa, gestionar las redes sociales, elaborar contenidos… y todas aquellas acciones que necesita tu empresa en el área de Comunicación y Marketing, estableciendo objetivos, diseñando una estrategia y midiendo los resultados.

Con nosotros puedes llegar a tener tu propio Departamento de Comunicación y Marketing, con un equipo de profesionales a tu disposición que te apoyará en la consecución de tus objetivos empresariales desarrollando de forma adecuada y ordenada las acciones necesarias: Trabajamos desde la cultura y filosofía de tu empresa.

¿Hablamos?

El verano es buen momento para reflexionar, también para el marketing.

El verano es buen momento para reflexionar

Cualquier momento es adecuado para iniciar un periodo de reflexión para pararnos a pensar dónde estamos, hacia dónde queremos dirigirnos y cuál sería el camino para conseguir nuestros objetivos. En el área de la Comunicación y el Marketing digital ese periodo reflexivo debe ser continuo, pero, como todos sabemos (y padecemos), el día a día no nos deja demasiadas opciones para detenernos, pensar y reenfocar o potenciar nuestras estrategias.

Desde aquí, os proponemos unos puntos básicos para enfocar este periodo “menos cargado de obligaciones” en el que nos adentramos con el objetivo de que podáis trazar alguna de las líneas que os ayuden a definir el camino y los objetivos en el área de Comunicación y Marketing digital para encarar en los próximos meses y asentar a lo largo de 2022. Y lo vamos a hacer con un pequeño resumen de lo que hemos ido publicado en este blog.

Empecemos por el principio

Qué mejor manera que comenzar un “periodo de reflexión” que apuntando en nuestra libreta de intenciones las preguntas a las que queremos dar respuesta para, finalmente, tomar decisiones. Por ello, empecemos por el principio planteando algunas de ellas:

– ¿Qué necesidades de Comunicación y Marketing digital tengo en mi empresa?

– ¿Qué ocurre con mi página web? ¿Necesita una actualización?

– ¿En qué redes sociales estoy presente y por qué? ¿En cuáles debería estar?

– ¿Tengo tiempo para actualizar de forma adecuada la página web de mi empresa?

– Tengo clara la importancia de comunicar, ¿contrato personal o subcontrato este servicio?

Quizá todas estas preguntas nos hagan ver con dificultad por dónde empezar y nos lleven a desistir de nuestra intención inicial. Danos un poco de tiempo para intentar ayudarte a establecer prioridades.

Volvamos al principio, ¿qué es mejor y dónde merece la pena enfocar nuestro esfuerzo? De entre todas las acciones que se pueden llevar a cabo dentro del campo de la Comunicación y el Marketing digital (branding, publicidad, reputación corporativa, SEO, SEM, marketing de contenidos, presencia en redes sociales…), en With Marketing lo tenemos claro: céntrate en el branding (creación de marca), reputación corporativa, creación de contenidos y posicionamiento.

Branding y reputación corporativa

El branding y la reputación corporativa son esenciales de cara a que los clientes (actuales y potenciales) conozcan qué ofrecemos y cuáles son las soluciones que les proponemos para cubrir sus necesidades. Hoy, la búsqueda en Internet es el primer paso antes del contacto. Y tener una buena presencia web que potencie nuestros puntos fuertes es clave para conseguir el principio del todo. Tened claro que la confianza se comienza a construir en la red.

Este principio nos llevaría a plantearnos cuál es la situación actual de la página web. Nuestro sitio (web) es el escaparate a través del cual nos presentamos ante nuestros clientes. Pensemos en ello antes de dedicar tiempo y dinero a otras acciones de marketing, planteándonos la web como el punto de partida y llegada de nuestra presencia en Internet y contestando a preguntas como ¿qué ocurriría si un cliente entre en mi web y se encuentra que está desactualizada? La imagen que transmite es cuanto menos de dejadez, actitud que no queremos por parte de un proveedor, ¿verdad? Y ya no hablamos si nuestra web no tiene certificado de seguridad… (…y otros tantos aspectos técnicos y de diseño) a la dejadez añadimos la desconfianza…

Contenidos, difusión y visibilidad

Teniendo claro este primer punto, pasemos al segundo. Cuando hablamos de contenidos para nuestra web, lo primero que se nos viene a la cabeza es contar con un blog. Pero ¿dispongo de tiempo para actualizarlo de forma continua? Lo cierto es que el blog se ha convertido en una pieza fundamental para poder estar en contacto con clientes y prescriptores a través de la cual fortalecer el conocimiento y la reputación de nuestra empresa o marca. Por eso debe formar parte, si queremos que sea la correcta, de una estrategia de comunicación y marketing. A la pregunta de por qué tener un blog en mi página web las respuestas son muchas y todas importantes, pero se podrían resumir, de forma básica, en una frase: generar más tráfico hacia nuestra web que nos ayude a conocer mejor a nuestros clientes, saber qué es lo que les interesa y posicionarnos como una empresa cercana que es consciente de sus necesidades. ¿Alguien da más?

Sigamos. ¿En qué redes sociales está mi empresa presente y por qué? ¿Son las adecuadas? Volvamos a empezar por el principio. Una vez invertido tiempo y dinero en tener un sitio web que se ajuste a nuestra imagen de marca y a lo que queremos transmitir de nuestra empresa y servicios y de haber generado contenidos para nuestro blog, llega el momento de dar visibilidad tanto a la web como a los contenidos: es el momento de comunicar. Y las redes sociales son el espacio en donde actualmente está nuestro público de interés, desde clientes a proveedores. Por tanto, las redes sociales son el vehículo más adecuado para comunicarles nuestras novedades, nuestras propuestas, nuestras fortalezas y los beneficios mutuos que se pueden generar de una relación bilateral.

Ahora bien, ¿debemos hacer un análisis y seleccionar aquellas en las que tener presencia dependiendo de cuáles son mis interlocutores y mi negocio? La respuesta es sí, y para ayudarte a diferenciar unas redes sociales de otras y decidir las más adecuadas para tu empresa puedes consultar esta entrada de blog que en la que planteábamos cómo dar visibilidad a los contenidos de una página web y esta otra en la que hablábamos sobre la ayuda que las redes sociales nos ofrecen para aumentar las ventas.

Servicio de Comunicación y Marketing digital

Si has llegado hasta aquí, te puedo asegurar que ya tienes una cosa clara: Comunicar es importante para mi empresa. En esta situación, puedes optar por contratar personal para que lleve a cabo esta función o subcontratar este servicio.

La experiencia que acumulamos en With Marketing nos permite conocer cuáles son las necesidades de las empresas en el entorno de la Comunicación y el Marketing digital. Así como ser conscientes del esfuerzo que supone mantener actualizada una página web y mantener activas las redes sociales. Un trabajo que, por otra parte, necesita de una especialización y de un conocimiento profesional del entorno.

Cuestiones como por qué crear una landing page, cómo atraer tráfico hacia una web o cuáles son los 7 puntos fundamentales dentro de la elaboración de un plan de marketing digital son parte de nuestra labor diaria. Por ello, creemos que estamos en la posición adecuada para decírtelo: “Te puedes permitir tener un departamento de Comunicación y Marketing (y, de hecho, debes tenerlo)… pero lo que no puedes hacer es permitirte el lujo de no tenerlo.

With Marketing queremos ser tu departamento de Comunicación y Marketing para acompañarte en el camino para alcanzar tus objetivos. Somos una agencia de Comunicación y Marketing en Navarra multidisciplinar para ayudarte a diseñar y desarrollar la web de tu empresa, su imagen corporativa, gestionar las redes sociales, elaborar contenidos… y todas aquellas acciones que necesita tu empresa en el área de Comunicación y Marketing, estableciendo objetivos, diseñando una estrategia y midiendo los resultados.

Con nosotros puedes llegar a tener tu propio Departamento de Comunicación y Marketing, con un equipo de profesionales a tu disposición que te apoyará en la consecución de tus objetivos empresariales desarrollando de forma adecuada y ordenada las acciones necesarias: Trabajamos desde la cultura y filosofía de tu empresa.

¿Reflexionamos y hablamos?

¿Por qué crear una landing page?

¿Por qué crear una landing page?

El glosario de términos de marketing digital está lleno de anglicismos. Quizá uno de los más conocidos o utilizados es el de “landing page”, que podríamos traducir como página de aterrizaje o de destino. En muchas ocasiones nos encontramos con clientes que no conocen qué es una “landing page” (y no tienen por qué saberlo) o las diferencias de una landing page con otro espacio de la web u otra página dentro del sitio web. En este post vamos a intentar explicar qué es una landing page, cuáles son los elementos principales que debe tener y, lo más importante, qué objetivos perseguimos con una landing page y sus ventajas.

 

¿Qué es una landing page?

Tal y como hemos hecho la traducción una “landing” es una página de aterrizaje, en la cual un usuario (cliente potencial) ha llegado a través de un enlace de la propia página o desde el exterior del sitio web como por ejemplo desde las redes sociales, publicidad en buscadores u en otros sitios web, etc. El usuario ha aterrizado porque algo le ha interesado, hemos captado su atención, puede ser una promoción, un producto, un ebook para descargar, un evento y es desde ese espacio de la web, desde esa “landing” tenemos que hacer que el futuro cliente realice una conversión, llámese descarga de ebook previo haber dejado los datos, una compra, apuntarse a un webinar, etc.

Como hemos comentado en otras entradas del blog, debemos considerar la web como el centro de nuestra comunicación digital, el punto de partida y llegada de nuestra presencia en Internet, en el que construimos nuestra imagen de marca, nuestro “branding”… Es nuestro ESCAPARATE HACIA EL EXTERIOR y nos tiene que ayudar a captar nuevos clientes. Por esto es tan importante, según sea la estrategia digital y objetivos que definamos en nuestra planificación integrar en el proceso, en el embudo (funnel) de conversión una landing page que nos ayude a concretar, ampliar, captar una conversión que también definiremos según sea el caso (venta, descarga, datos, asistir a un evento…), es decir aumentar la tasa de conversión.

Estrategia para inbound marketing

Estrategia para inbound marketing

Por tanto, una landing page es un elemento esencial dentro de determinadas estrategias de comunicación y marketing, que utilizamos para dar una visibilidad especial a una promoción de un evento, a la presentación de un nuevo producto, a una oferta puntual, etc., y nos ayuda a incrementar las conversiones, de esta manera pasa a ser un potente elemento dentro de una estrategia digital y también de apoyo al departamento comercial. Eso sí, siempre con un objetivo fijo, bien determinado e integrado en una estrategia y planificación de comunicación y marketing.

 

Elementos claves de una landing page – Realizar una Landing Page que convierta

¿Cuáles son los elementos clave para conseguir aquello por lo que nos hemos decidido a crear una landing page? En primer lugar, antes de hablar de los elementos en si mismos de una landing, os tenemos que volver a recordar los tres factores esenciales que siempre debemos tener presente en una estrategia de comunicación y marketing digital: Marcarnos un objetivo; Definir a quién nos dirigimos (buyer persona o cliente potencial); Aportar contenido / oferta de valor. Sin esto, no conseguiremos alcanzar lo que buscamos. Una vez tengamos definidos estas tres variables, podremos pasar a seleccionar los elementos clave de la landing page, que, entre otros, son los siguientes:

– Titulo. Debe atraer la atención del usuario y resumir qué ofrecemos.

– Texto o copy. Describe la propuesta. Se debe centrar en cómo vamos a solucionar las necesidades de nuestro interlocutor. Qué beneficios le va a reportar. No en “lo buenos que somos” o en las “bondades” de nuestro servicio / producto. No debemos caer en un exceso de información que distraiga la atención del usuario de nuestro objetivo.

– Imagen o vídeo. Acompañar el texto o copy con una imagen o vídeo atractivo que muestre los beneficios de nuestro producto / servicio para el usuario.

– CTA (Call To Action o Llamada a la Acción). Este punto igual es el más importante, que el usuario encuentre rápidamente lo que está buscando y le anime a comprar, descargar, dejar datos, etc.

– Formulario. Si nuestro objetivo es obtener registros (leads), una vez que el usuario ha clicado sobre la CTA se debe encontrar con un paso intermedio para conseguir lo que quiere: un formulario, breve y directo, para que nos deje sus datos con los que poder comunicarnos con él.

Estos elementos clave los debemos acompañar de otros como son testimonios de clientes que ya utilizan nuestros servicios o que son fieles a nuestros productos (aportan confianza y credibilidad al usuario). Asimismo, es fundamental que la landing page tenga rapidez de carga y evitar lo que denominamos “puntos de fuga” (teléfono de contacto, links a otras páginas, etc.).

En resumen, hay una landing page para cada objetivo: venta, generación de contactos, registro de eventos e incluso de seguimiento (en la que mostramos nuestro agradecimiento por haber leído una entrada en nuestro blog, por ejemplo, y en la que aprovechamos para hacer el ofrecimiento de que nos sigan en nuestras redes sociales). Y también una para cada campaña, oferta y servicio.

En With Marketing ponemos a vuestra disposición nuestra experiencia como agencia de marketing digital, desarrollo web, diseño, estrategia en redes sociales, … para definir los objetivos e implementar las acciones de tu empresa en el área de comunicación y marketing para conseguir lo que todo negocio busca: vender más. Centraliza en una sola empresa todas tus necesidades en Comunicación y Marketing.

¿Hablamos?

¿Por qué tener un blog en mi página web?

¿Por qué tener un blog en mi página web?

Las empresas son cada vez más conscientes de la importancia que tiene la comunicación y el marketing como parte esencial de su estrategia global para conseguir sus objetivos a medio y largo plazo. Dentro de esa área, el blog se sitúa como una pieza fundamental con la que conectar con sus clientes y prescriptores ¿Por qué es importante contar con un blog corporativo en la página web de una empresa? ¿A qué ayuda y qué aporta a la estrategia global?

Dos de los principales objetivos a la hora de desarrollar un plan de marketing y comunicación en una empresa son llegar a nuestros potenciales clientes y fortalecer el conocimiento y la reputación de nuestra marca. Y uno de los canales que tenemos en nuestra mano y que no debemos dejar de incluir en esa estrategia de comunicación y marketing es el blog corporativo.

A través de él, podremos compartir experiencias de empresa, contenidos de actualidad que sitúen a nuestra empresa como un miembro activo y relevante en nuestro sector de actividad, además de poder dar a conocer más en profundidad nuestros productos o servicios o servir de apoyo con contenidos de calidad que aporten valor añadido y generen posibles soluciones a las necesidades de nuestros clientes. Pero, además, y este es un punto relevante, podremos generar más tráfico hacia nuestra página web y, a través de la analítica (mediciones, evaluación, …), conocer mejor a nuestros clientes, saber qué es lo que les interesa y posicionarnos como una empresa cercana que es consciente de sus necesidades.

Como se puede comprobar, el papel del blog corporativo como parte de la estrategia digital de nuestra empresa es indudable. Y, por ello, es vital que tengamos en cuenta que para que un blog sea realmente útil y nos genere los beneficios que vamos buscando, debemos trabajarlo en base a las líneas marcadas por la estrategia general de comunicación y marketing: objetivo (branding, tráfico web, posicionamiento orgánico en buscadores -SEO-), público objetivo, temática/s, programación y periodicidad de contenidos, etc.

 

Beneficios de tener un blog

Es cierto que tomar la decisión de tener un blog corporativo en nuestra página web (y mantenerlo) no es fácil. Además de tener conocimientos técnicos para por ejemplo aprovechar las entradas y beneficiar al posicionamiento orgánico en los buscadores (SEO), saber escribir, realizar contenido útil, hacer un seguimiento de los resultados a través de las analíticas… y, además, conseguir los objetivos que buscamos es cuestión de tiempo, dedicación, planificación y estrategia.

Por eso muchas empresas depositan su confianza en empresas como With Marketing para el mantenimiento de su blog, de su web y de la gestión de sus redes sociales. Debemos ser conscientes de que el no mantener nuestro blog actualizado, al igual que en el caso de la página web, causa una impresión negativa de la empresa, de que no estar operativa, actualizada, …, recordemos que la página web y/o blog es el escaparate de la empresa.

Sin embargo, esa decisión de tener un blog corporativo nos puede reportar indudables beneficios ayudándonos a alcanzar los objetivos de nuestra empresa. Entre otros, se pueden apuntar los siguientes:

– Ayuda a construir una marca (branding)

– Mejora la imagen de la empresa, aumentando su reputación online.

– Aumenta el tráfico hacia nuestra web.

– Mejora el posicionamiento orgánico en buscadores (SEO)

– Ayuda a definir a nuestro público objetivo y a conectar con él (genera confianza).

– Es un apoyo para nuestro departamento de ventas, además de generar posibles contactos comerciales.

– Genera actividad en las redes sociales de nuestra empresa.

 

De qué hablar en el blog

Antes de dar unas pinceladas de cuál sería el contenido más adecuado de un blog corporativo, es interesante saber qué errores no se deben cometer. En un blog corporativo no deberíamos publicar ofertas o promociones de productos, notas de prensa o contenidos (corta y pega) de medios de comunicación, información que ponga en entredicho a nuestra competencia o a otros sectores, tampoco contenidos “sin flitro” de autopublicidad o autopromoción de la empresa o información que no es de elaboración propia sin citar las fuentes.

 Una vez que tengamos claro cuál es el objetivo que queremos conseguir con nuestro blog, a quién nos dirigimos, la temática que vamos a tratar y haber establecido un calendario de publicación, nos debemos centrar en aportar valor con contenidos vinculados a la actividad de la empresa, contenido útil para nuestros clientes, prescriptores y seguidores.

 

tener blog página web

Y todo ello con los principios y el estilo adecuado a la filosofía y cultura de nuestra marca/empresa (no debemos olvidar que entre los objetivos de un blog están la construcción de la marca y el mantenimiento o mejora de la imagen de la empresa), pero teniendo también presente que esos contenidos deben estar orientados a la venta y a servir de apoyo a nuestro departamento comercial: consejos prácticos y beneficios que aportan nuestros productos y servicios, novedades del sector en el que operamos, tendencias de mercado, formación que puede ayudar a mejorar profesionalmente a nuestro cliente, cambios en normativas que afectan a nuestro sector de actividad…

Y una vez publicados, la mejor manera de dar visibilidad a los contenidos y generar tráfico hacia nuestra web es promocionándolos y compartiéndolos a través de las redes sociales de nuestra empresa también con unos objetivos claros, una planificación y estrategia en Social Media que sea coherente con nuestra marca, mensaje y concepto.

Para finalizar, os dejamos tres datos que reflejan la importancia de contar con un blog corporativo:

– Las empresas que cuentan con un blog tienen un 55% más de visitas que las que nos lo tienen (HubSpot).

– Según Google, el 60% de los potenciales clientes de una empresa, investigan y analizan antes su web.

– El blog es el canal más potente para el branding en el mercado B2B.

Si tienes claro que un blog corporativo puede ser un valor añadido para tus clientes potenciales que te ayude a diferenciarte de la competencia, que puede ayudar a posicionarte en los buscadores, aumentar el tráfico hacia tu web, ayudar a seguir construyendo tu marca y a mejorar la reputación de tu empresa, a mantener el contacto con tus clientes (e incluso ganar nuevos) y servir de apoyo a tu departamento comercial, en With Marketing estamos dispuestos a ayudarte a implementar la estrategia de comunicación y marketing más adecuada para tu empresa.

En With Marketing ponemos a tu disposición nuestra experiencia como agencia de marketing online, desarrollo web y diseño para conseguir lo que todo negocio busca: vender más. Centraliza en una sola empresa todas tus necesidades en Comunicación y Marketing.

Somos tu departamento de Comunicación y Marketing.

¿Hablamos?

¿Cómo dar visibilidad a los contenidos de una página web?

¿Cómo dar visibilidad a los contenidos de una página web?

En una entrada anterior del blog hablábamos sobre la web como punto de partida y llegada de nuestra presencia en Internet. En el comentábamos la importancia de situar a nuestra página web como punto central de toda nuestra estrategia online, porque es en nuestra página donde comunicamos qué es lo que hacemos, quiénes somos, a qué nos dedicamos… Y también donde mostramos al “mundo” cómo somos, cómo queremos presentarnos, nuestro mensaje, el concepto de nuestra marca,…

Una vez invertido tiempo y dinero en tener un sitio web que se ajuste a nuestra imagen de marca y a lo que queremos transmitir de nuestra empresa y servicios llega el momento de generar contenidos y darles visibilidad, tanto a esos contenidos y a nuestra propia web: es el momento de comunicar.

Como ya os avanzábamos, las redes sociales son el vehículo perfecto para trasladar a nuestros potenciales clientes y a nuestros stakeholders, es decir, al público de interés para nuestra empresa -desde los proveedores hasta los clientes y proveedores- nuestras novedades, nuestras propuestas, nuestras fortalezas y los beneficios y el valor que la relación bilateral que mantenemos les puede generar.

Ahora bien: ¿En qué redes sociales tenemos que estar? ¿Tengo que estar en todas? ¿Me beneficia? ¿O tengo que hacer un análisis y seleccionar aquellas en las que debería tener presencia dependiendo de cuáles son mis interlocutores y mi negocio? En estos días de confinamiento y de limitaciones, en los que hemos sentido la necesidad de estar comunicados y en los que estamos comprobado hasta dónde alcanza la obligación de comunicar que nuestro negocio sigue “vivo”… nos hemos dado cuenta también de la importancia de tener presencia en redes sociales y de contar con una página web que sea el centro de nuestra estrategia de comunicación y marketing en Internet.

Redes verticales, redes horizontales. B2B, B2C

En alguna ocasión seguro que hemos leído o escuchado algo sobre redes verticales y redes horizontales. Ahora veremos brevemente cuál es la diferencia entre unas y otras. Pero antes debemos tener siempre presente que, en sí mismas, todas las redes sociales son canales de comunicación que nos permiten difundir y compartir servicios, noticias y novedades de nuestra empresa directamente con nuestros clientes, proveedores y miembros de nuestros grupos de interés.

Se denominan horizontales a todas aquellas redes sociales que podemos calificar como “generalistas”, con perfiles de gran variedad, como por ejemplo Facebook, Instagram, Twitter o Youtube. Una de sus principales ventajas es la gran diversidad de usuarios, por lo que a través de ellas podemos llegar a un público muy amplio y variado (que podremos segmentar utilizando las herramientas de marketing que ofrece cada una de ellas).

Por su parte, las redes sociales verticales o especializadas son todas aquellas que giran en torno a una temática, haciendo de nexo común entre los usuarios que tienen un mismo interés, facilitando de esta forma una interacción más estrecha y cercana y permitiendo conectar con profesionales de un mismo sector. Las más conocidas son Linkedin o beBee (plataforma colaborativa para profesionales). Aunque también existen otras que parten de una subdivisión de los perfiles profesionales dependiendo del sector de actividad o de la temática de interés. Serían las denominadas redes sociales profesionales especializadas: Domestika (comunidad para creativos), Universia (sector universitario), Edmodo (sector educativo) o Ippok (profesionales del ámbito sanitario).

¿En qué red social estar?

Hace relativamente poco tiempo la pregunta hubiera sido: ¿Debe estar mi empresa en redes sociales? Pero hoy, la pregunta es: ¿En qué red social debe estar mi empresa? La gran mayoría de las empresas debe tener presencia, al menos, en una red social, ya sea una empresa B2B o B2C.

Y la elección debe partir de un análisis previo que estudie, entre otras variables, aspectos como cuál es mi objetivo, dónde se encuentra mi público (prescriptores, distribuidores, competidores…) y dónde mis clientes (quienes compran mis productos o servicios) y cuál de ellas se adecúa en mayor medida a la actividad que desarrolla mi empresa.

Lo más importante, por tanto, antes de decantarnos por tener presencia en una u otra red social es definir el objetivo que perseguimos con la presencia de nuestra empresa en redes sociales: visibilidad y construcción de marca (branding), interactuar con nuestro cliente final, dar a conocer nuestros producto o servicio…

Teniendo presencia en Facebook, por ejemplo, conseguiremos adentrarnos en la red social con mayor número de usuarios. Si bien es imprescindible para empresas B2C, la segmentación que nos ofrece al momento de realizar una campaña es muy interesante para empresas B2B. Lo mismo ocurre con Instagram (propiedad de Facebook), la que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años y muy interesante para algunas empresas para desarrollar branding.

Por su parte, Linkedin es, sin duda, la red B2B en la que mantener contacto con clientes, proveedores, distribuidores… y crear oportunidades, establecer contactos, networking,.. También es la plataforma más adecuada para que los directivos de la empresa, a través de sus perfiles personales, opinen y compartan contenidos profesionales y de los ámbitos de interés para la actividad de la empresa. En el entorno B2B también sería interesante optar por tener presencia en YouTube (con un canal propio), y más cuando el vídeo ha pasado a ser el “formato rey” en Internet, con contenidos cada vez más demandados como, por ejemplo, testimonios sobre productos y servicios de clientes y colaboradores, o webinars de formación. Que, además, podemos compartir en otras redes sociales en las que tengamos presencia o embeberlos en la web con alguna noticia o post relacionado.

Antes de estar en redes sociales…

Volvemos de nuevo a incidir en ello, pero es importante que tengamos en cuenta que antes de tomar la decisión de tener presencia en redes sociales (y en cuál de ellas) deberíamos haber realizado un análisis previo que nos ayude a definir cuál es nuestro objetivo, cuál va a ser la estrategia que seguiremos para conseguirlo y de qué forma la llevaremos a cabo.

Ya que una vez que hayamos tomado la decisión de estar presentes en una red social, nunca deberemos dejar de alimentarla con contenidos que aporten valor tanto a nuestros clientes como a nuestro público y sector.

Gestionar nuestra presencia en Internet y ofrecer una imagen adecuada de nuestra empresa requiere análisis, estudio y selección para crear contenidos y saber optimizarlos para lograr el posicionamiento que buscamos según sea la estrategia que hayamos definido.

Si no tienes tiempo o no sabes cómo gestionar tus redes sociales o trabajar los textos de tu web, blog o eCommerce ni cómo optimizarlos para cumplir con los recursos y las técnicas SEO, en With Marketing ponemos a tu disposición nuestra experiencia como agencia de marketing digital, desarrollo web y diseño para conseguir lo que todo negocio busca: vender más, comunicar mejor. Centraliza en una sola empresa todas tus necesidades en Comunicación y Marketing. ¿Hablamos?

La web, punto de partida y llegada de nuestra presencia en Internet

La web, punto de partida y llegada de nuestra presencia en Internet

“La crisis sanitaria provocada por esta pandemia que estamos sufriendo va a cambiar la forma de relacionarnos”. “Esta experiencia nos ha confirmado la necesidad de tener una presencia online adecuada…” Sin embargo, llegó la “nueva normalidad” y…

La página web de cualquier empresa es el punto de partida y de llegada de su presencia en Internet. El de partida de la comunicación con sus clientes (actuales y futuros) y el de llegada de todos los que buscan información sobre sus productos y su actividad. En ella comunicamos lo que hacemos, quiénes somos, cuál/es es/son nuestro/s sector/es de actividad, cuál es nuestra propuesta de valor y cuál es nuestra misión y visión de cara a la sociedad. Con todo ello, además, seguimos “construyendo” nuestra imagen de marca, nuestro “branding”

Realmente es nuestro ESCAPARATE HACIA EL EXTERIOR. Sin embargo, contar con una página web, no basta. ¿Qué pensaríamos de un negocio cuyo “escaparate” no se actualiza de forma regular? ¿Qué opinión nos formaríamos de una empresa que no cuida su propia imagen y comunicación? Aunque tengamos una web con diferentes categorías, formulario de contacto e incluso un blog… no basta. Y no basta porque toda la información y actividad que recogemos en nuestra web debe ser COMUNICADA.

Hoy existe un vehículo perfecto a través del que difundir la información de nuestra empresa, del sector en el que operamos… las REDES SOCIALES. Un vehículo perfecto para comunicarnos con nuestros clientes, con nuestros partners… una comunicación cuyo destino último es, de nuevo, nuestra página web.

En estos días de confinamiento hemos sentido la necesidad de estar comunicados, de que nuestro negocio debía seguir “vivo”. Ha sido un periodo en el que hemos comprobado la importancia de tener presencia en redes sociales y de contar con una página web que sea EL CENTRO DE NUESTRA ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN Y MARKETING en Internet.

Sin embargo, también hemos visto que muchas empresas han aprovechado estos días para crear perfiles en redes sociales (en Facebook, en Instagram, en Linkedln…) sin tener un objetivo estudiado y planeado, ni una estrategia diseñada para ello. Hemos pasado de ver empresas que no tenían ninguna actividad en redes sociales a lanzarse a hacer un “live” en Facebook sin conocer a quién estaban hablando y con qué objetivo, sin saber si sus clientes les siguen… ¿Sacaremos algún aprendizaje de todo esto?

En el entorno B2B más del 98% de las empresas buscan información en Internet (tanto a través de páginas web como de redes sociales) acerca de sus proveedores y de sus potenciales proveedores. Investigan, estudian las posibilidades que existen en el mercado gracias a Internet. Y aun siendo esto así, todavía existen empresas que no disponen de una página web activa, y aún son menos las que utilizan su página web y las redes sociales con fines promocionales y de marketing.

Debemos ser conscientes que hoy el proceso de búsqueda de información se produce a través de los sitios web (bueno primero en los buscadores, para llegar a una web), de las redes sociales o de directorios de sectores determinados. La confianza, la credibilidad y la reputación de las empresas se libra en Internet.

En With Marketing sabemos de las necesidades de las empresas en el entorno digital. Conocemos también la labor que supone mantener actualizada una página web y mantener activas las redes sociales. Un trabajo que, por otra parte, necesita de una especialización y de un conocimiento profesional del entorno.

Pero en With Marketing no solo nos dedicamos a diseñar y actualizar webs, gestionar redes sociales o crear contenidos. Damos un paso más. Nos convertimos en el departamento de marketing y comunicación que toda empresa necesita, estableciendo objetivos, diseñando una estrategia y midiendo los resultados.

Somos una agencia especializada en desarrollar, gestionar y ejecutar planes estratégicos de comunicación y marketing adaptados a las necesidades de cada cliente y de su mercado. Con nuestro sistema puedes llegar a tener tu propio Departamento de Comunicación y Marketing, con un equipo de profesionales a tu disposición que te apoyará en la consecución de tus objetivos empresariales desarrollando de forma adecuada y ordenada las acciones necesarias: Trabajamos desde la cultura y filosofía de tu empresa.

Es primordial cuidar y construir tu marca, la imagen de marca de tu empresa. La reputación ganada en tantos años de esfuerzo no se puede perder en un segundo. Aprovecha las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para hacer que tu imagen de marca y tu empresa siga creciendo. Estamos dispuestos, ¿y tu empresa? Ponte en contacto con nosotros y te diseñaremos un plan a medida y ajustado a las necesidades de tu compañía después de analizar cuáles son tus necesidades.

Web y estrategia digital

Web, como base fundamental de la estrategia de marketing digital

La web es la base fundamental de una estrategia digital. Es el punto de partida para una planificación digital adecuada. Es la conexión con cada una de los elementos y/o acciones (Redes Sociales, canal Youtube, Inbound Marketing, etc.). Además la estructura, diseño de interfaz, diseño web, experiencia de usuario, etc., tendrá que tener relación directa con los objetivos planteados y con el modelo de negocio previsto

Cuando desarrollamos una web nos tenemos que hacer muchas preguntas, ¿para qué necesitamos una web?, ¿qué objetivo buscamos?, ¿hacia quién va dirigida?, ¿qué quiero mostrar?, ¿vamos a vender a través de la web?, ¿tendrá una vinculación con el blog? ¿cómo será el diseño de la web? Y así muchas preguntas que tenemos que formular y responder antes de ponernos a desarrollar.

La web será el escaparate virtual de la empresa, es la imagen que cualquier usuario o cliente al momento de hacer una búsqueda en la Red se encontrará, por lo tanto tenemos que cuidarla de la misma manera que por ejemplo el espacio físico comercial de atención al cliente, si es que existe según la empresa. La web nos tiene que servir para transmitir un mensaje de forma clara hacia el cliente.

¿Tenemos que definir el plan estratégico digital antes de ponernos a diseñar nuestra web?
Si, es lo más conveniente.

Por ejemplo si decidimos atraer y captar clientes a través de una estrategia digital nuestro punto de partida que es la web será elemental para que la estrategia digital funcione. Una de las primeras preguntas, ¿para qué?, ¿cuál es el objetivo? Mostrar cómo es la empresa, que hace, que tipo de servicio, etc., para vender, atraer y captar clientes. Estos son los primeros pasos, salvo que tengamos otro objetivo que no sea vender, en este caso será que visiten nuestra web u otro, cambiamos vender por convertir (definimos convertir según sea el objetivo) y surgirá del análisis el tipo de web que necesitamos, los objetivos y la relación con la estrategia digital. También podemos llegar a la conclusión que vamos a necesitar solo una landing page, para este post entendemos landing=web, ya que será la solución que se desprenderá del análisis y planificación de la estrategia digital, o realizar ambas, un sitio y una landing page bajo el mismo dominio u otro.

Diseño web Pamplona Navarra

Entonces después de un análisis, definimos objetivos claros para nuestra estrategia de marketing digital. Igual en este punto nos encontramos que queremos tener una web por algún otro objetivo y que no sea vender como hemos comentado anteriormente, si entendemos vender-convertir, cliente-usuario.

En la estrategia digital a seguir, definimos diferentes acciones, por ejemplo Marketing de Contenidos con una estrategia de Inbound Marketing, entonces seguramente en nuestra página web tendremos que incluir un blog o tenerlo vinculado a la misma, más una landing page, etc.

Si queremos que el usuario o cliente llegue a nuestra web seguramente nos vamos a plantear hacer difusión de la misma. Una manera es aprovechar las redes sociales para atraer tráfico hacia nuestra web y por lo tanto en una estrategia digital tendremos que definir en qué tipo de redes sociales vamos a tener perfil, luego habrá que definir concretamente que plan de Social Media se realizará, etc.

Una acción que puede aparecer en nuestra estrategia de marketing digital quizás es crear un canal en Youtube un canal donde incorporemos diferentes tipos de vídeos de nuestro producto, de la empresa y así estos vídeos lo vinculamos con nuestra página web o algunos de ellos según sea el contenido tenerlos embebidos en la misma.

Otro de los elementos fundamentales es el posicionamiento orgánico que hayamos definido según la estrategia digital al momento de que un usuario o cliente nos busque a través de la Red. El SEO es fundamental para que Google nos encuentre, le interese, le guste y para esto se desarrollan técnicas y elementos que debemos tener en cuenta antes de desarrollar, durante y después. Por ejemplo si hacemos un keyword research encontraremos diferentes palabras que nos ayudarán a tener un posicionamiento orgánico adecuado, definir conceptos que incorporaremos en los contenidos, datos e información que nos ayudarán en el desarrollo. Como por ejemplo también tener en cuenta qué está haciendo la competencia con el SEO. Definir cómo queremos aparecer, dónde, etc. Una estrategia SEO es muy amplia, compleja y que vincula otras acciones que también debemos tener en cuenta (es tema para otro post). Otro detalle importante es si después de analizar palabras claves definimos poner la misma en nuestro dominio ya que es un punto significativo para el posicionamiento orgánico. Y también con un análisis de palabras podemos tener información útil para nuestro negocio e identificar que busca un usuario y concretar una línea de negocio o reforzar la que tenemos.

De esta manera, ya hemos nombrado solo cuatro elementos que necesitamos  tener en cuenta, para este caso tenemos SEO, Marketing de Contenidos, redes sociales y vídeos, que deben estar alineados con los objetivos, el foco de negocio, la estrategia digital y por consiguiente el sitio (elementos que también tendremos que tener en cuenta en el diseño web)

Una vez que tenemos los objetivos, el enfoque, los elementos, las acciones y la planificación, diseñamos la estructura, qué tipo de web necesitamos. Estos datos nos van a guiar para tener una web efectiva y que realmente atraiga clientes o consiga convertir según sea el objetivo planteado. Lógicamente y no menos importante contratar un buen hosting donde alojar nuestra web, con los servicios que necesitemos según sea el proyecto (tipo de alojamiento, tipo de servidor, etc.)

Otro punto importante a definir es en qué plataforma (CMS) y/o lenguaje vamos a realizar el proyecto y que también se va a concretar una vez tengamos este análisis previo antes del desarrollo. Estas plataformas más conocidas van desde WordPress, Joomla, Drupal, Magento, para blog hay muchas diferentes y también páginas para crear web sencillas.

Como veis son muchos los factores que influyen a la hora de desarrollar un proyecto web, una vez que tenemos todo esto analizado es cuando nos ponemos con el desarrollo. A partir de aquí diseñamos una estructura, qué partes va a tener la web, cómo será esa interfaz, diseño, contenido, tipo de imagen, como captamos la atención, qué ofrecemos para que el usuario navegue y se quede, etc.

Nombramos también la experiencia de usuario (UX), que tenga una interfaz amiga, que aporte al usuario la mejor experiencia que pueda tener con nuestro sitio desde la carga inicial hasta encontrar cada detalle que sea importante transmitir.

Cabe destacar que la web será siempre de nuestra propiedad y tendremos la posibilidad de modificar, gestionar, editar, actualizar y utilizarla según sea la estrategia digital o los objetivos definidos. En el mundo digital todo cambia rápidamente, en la actualidad tenemos redes sociales, marketing de contenidos, Inbound Marketing, elementos que seguirán estando ahí  y conviviendo durante un largo tiempo pero surgirán otros elementos, herramientas o medios para desarrollar una estrategia digital y que tendremos que adaptar y vincularlos con nuestra web.

La web también habrá que adaptar según sea el momento, las herramientas, la estrategia, por ejemplo en estos momentos es necesario que la web sea responsive (diseño web responsive)

Como conclusión y como vemos son muchos los elementos que se necesitan definir y tener en cuenta al momento de realizar un proyecto web. Por eso es muy importante pensar en una estrategia digital e integrar la web en la misma desde el inicio.

follow us in feedly

Marketing 360

Marketing 360

El marketing es un área transversal que comparte acciones con todas las partes de la empresa. Es muy importante que cada año realicemos acciones adecuadas para conseguir los objetivos planteados.

Muchas son las acciones que se pueden desarrollar, lo más importante es tener un hilo conductor y que cada acción forme parte de un todo. Por eso es necesario coordinar todas los elementos que vayamos a desarrollar.

En la infografía se puede ver  algunas acciones a plantear en el área de marketing. Y en la conclusión observamos que si definimos, coordinamos y ordenamos todos estos elementos obtendremos mejores resultados.

Infografia Marketing

Infografía marketing integral

follow us in feedly

Plan de Marketing

Plan de Marketing

Piensa en tu próximo paso.

Si quieres llegar a tus clientes de una manera adecuada, piensa en tener tu «Plan de Marketing», es fundamental para orientar todas las acciones hacia tu objetivo.

Soluciones y servicios de marketing adaptados a tus necesidades. Ahora ya puedes tener tu propio departamento de marketing y así realizar las acciones necesarias enfocadas hacia tus objetivos.

follow us in feedly

Call Now Button