7 puntos para un Plan de Marketing Digital

7 puntos para un Plan de Marketing Digital

El entorno digital es un gran compañero de viaje para las empresas si se sabe utilizar de manera adecuada, por esto es muy importante definir primero una estrategia digital general con su respectiva visión, objetivos a corto, mediano y largo plazo y luego definir un Plan de Marketing Digital.

La estrategia y el plan, como no podría ser de otra manera, deben estar en total sintonía con la estrategia corporativa de la empresa, que sume, se complemente o agregue valor al Plan Estratégico y a las acciones del Plan de Marketing, que permita una evolución positiva del negocio y se integre con otros elementos generales de marketing.

1 – Desarrollar un análisis general

Lo primero y fundamental es realizar un análisis general de la empresa. Aquí entran muchos factores, desde el modelo de negocio, propuesta única de venta, definición de cliente, el entorno, la competencia, puntos fuertes, si ha realizado o no acciones en el entorno digital, qué resultados se ha obtenido, que se ha buscado, que elementos se han desarrollado o con que se puede contar al momento de plantear una nueva estrategia digital, entre otros.

Analizar si hay un Plan de Marketing general de la empresa para tener en cuenta las directrices e incluirlo en el mismo. Es decir un análisis en profundidad para que nos determine el punto de partida y nos arroje datos a tener en cuenta en el Plan de Marketing Digital.

 

2 – Definir los objetivos

Se habla mucho de los objetivos, hay que definirlos, tenerlos claros. Es evidente que el principal objetivo de cualquier empresa es vender y es así, luego en el recorrido matizamos este principal objetivo y muchas veces nos desviamos.
Para un plan de marketing digital es lo mismo, el principal objetivo es vender, para esto tenemos que conocer a quién venderle, el cliente y en este caso es el que debe estar en el centro de la estrategia y del correspondiente plan, saber que busca, porqué nos debe comprar, que beneficios consigue con nuestro producto o servicio, qué elemento diferenciador le ofrecemos, etc.

En un plan de marketing digital se habla mucho de “conversión”, esto no es más que el cliente compre, a veces se busca uno o más pasos intermedios, es decir una conversión del tipo “datos”, para luego conocer mejor al cliente, ver que necesita, tener un perfil más completo y adecuado de nuestro cliente y ofrecerle la mejor solución.

 

3 – ¿Qué vamos a necesitar?

Uno de los puntos más importantes. Del análisis general y de los objetivos se desprenderá un camino a seguir, para completarlo es necesario definir cómo vamos a lograr esos objetivos, con qué tipo de elementos y acciones, cuáles serán las principales, en cuáles vamos hacer mayor hincapié, qué peso tiene cada una de ellas, que tiempos y sobre todo presupuesto y responsable de la acción.

En cuantos a elementos de los que igual podemos necesitar, la lista es amplia y a su vez en cada uno de ellos hay que analizarlos en profundidad y definir objetivos, realizar una planificación para ese elemento, etc., será tema para otro post. Por ejemplo: en el apartado de Redes Sociales, ¿vamos a estar en todas las Redes?, ¿en cuáles?, hay que definir dónde, cómo, que objetivos, con qué tipo de contenidos, cuando se va a publicar, quién lo va a realizar, qué herramientas utilizar, cuando y como realizamos una medición.

Luego una vez que definamos dónde, cómo y que vamos a necesitar, tendremos que analizar para cada elemento qué tipo de acciones vamos a desarrollar, de la misma manera que hemos comentado para Redes Sociales.

Para cada uno de los elementos que definamos

Plan de Marketing Digital With Markeing

 

 4 – Cronograma, tiempos, planificación

Llegado a este punto tenemos que definir para cada elemento, para cada una de las partes que hayamos definido, indicarle su recorrido, tiempos de ejecución y como puede estar una acción vinculada con otra, por ejemplo: una entrada en el Blog, que se busca, cuál es el objetivo y como está vinculada con la parte de difusión en Redes Sociales, cuáles son los tiempos, quién la realiza y si se relaciona con algún otra acción.

Definidos los tiempos para cada uno de ellos, tendremos que organizar el cronograma general con todos los elementos y acciones.

 

5 – Presupuesto

Es uno de los puntos que se deja de lado y es otro de los principales. Si no hay presupuesto no se puede realizar un plan de marketing, ni sus correspondientes acciones. A veces se piensa que como es digital se hace solo y sin ningún tipo de inversión. Para conseguir objetivos tenemos que invertir, luego mediremos, analizaremos el ROI y si es viable la acción que hemos realizado, si se ha alcanzado el objetivo propuesto.

Hay que definir qué tipo de presupuesto anual contamos y en base al mismo se define y optimiza la estrategia, el plan y las acciones.

 

6 – Análisis – Medición

Una de las ventajas del entorno digital es que puedes observar y medir cada una de las acciones. Para esto es necesario definir los KPIs, objetivos, metas y un modelo de cómo vamos a medir, con qué herramientas, periodicidad, que factores a tener en cuenta, puntos críticos y desviaciones. De esta manera analizaremos el retorno de la inversión por cada acción, ajustaremos donde sea necesario, tendremos un histórico de datos y así para el próximo ciclo (1, 2 años, o el período que definamos) aplicarlo con las modificaciones necesarias y/o realizar el ajuste oportuno según sea el porcentaje de desviación permitido.

 

 

7 – Implica a tu equipo en la estrategia

Es condición sine qua non que si incorporamos una estrategia digital en la empresa, el equipo esté integrado en la misma. Para esto es necesario realizar un esquema adecuado de participación, responsabilidades, objetivos por cada área, brindar formación, asesoramiento, que puntos son necesarios, que área y personal va a estar con mayor implicación, qué tipos de acciones son necesarias llevar a cabo, qué herramientas debe utilizar el equipo, como gestionarlas, si es necesario incorporar nuevos perfiles o externalizar los servicios.

En estos momentos cuando se habla de transformación digital de la empresa, es fundamental que toda la empresa este inmersa en ella, que se comprenda muy bien que se busca, con qué objetivo y que estén todos alineados en la misma dirección.

Una buena estrategia y Plan de Marketing Digital nos ayudará a conseguir los objetivos de la empresa, pero debemos tener presentes estos puntos, desarrollarlos, ponerlos en marcha y retroalimentarlos con la información que nos proyecte en cada una de las mediciones.

follow us in feedly

Share